Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre 6, 2019

THALASSA

¡THALASSA. THALASSA!


Has derrotado el olor del l...lanto
saboreado lágrimas arrojadas
de una solitaria
trinidad,
territorial soledad única
y maldita
de aterciopelados pétalos
de mis flacos y mis rosas
de mis descoloridas corolas
a punto de marchitarse.
Tus besos injertos de un rosal
de tallos y savia sin maldiciones,
sin espinas ¡Solos rosas!
En una boca de rosas
sin espinas, que gritan
¡Thalassa, Thalassa!
Has besando a mis labios
con los enjambres de tus mieles,
susurrantes en mis cumbres
y litigante de verdades
y deseos, de panes
y melazas,
deseosas ambas de los ecos
de los diez mil Jenofonte
“¡Thalassa! ¡Thalassa!”
Ojos locos y ávidos de agua,
boca loca que te nombra
a cien años
luz en la esperanza de mis días
y mi memoria...
en la verdemar de mis sílabas
lejanas, tan incipientes
tan inseguras…
¡OH! Tú has descifrando poliedros
aritméticos de la malva rosa
en costilla cosida.
Has besado el novilunio de la rosa
en el rosal alboreo de salitre en fuga.
5.9.20…

PREGUNTO

PREGUNTO

Que hace a la palabra diferente
cuando desemboca en boca ajena,
se arroja en vena, se sumerge en la tinta
roja
¡Que no son suyas, que son mis venas!
Pregunto,
y no me sé, hallo la respuesta
después de un lustro,
soledad de cien años, con ella
en voces de poetas.
Y me sigo preguntando,
que hace distinta a la palabra
para que tanto hiera,
corroa, sea ácida,
sarcástica, mordaz,
¿Acaso yo la invité
a mi puerta…?
¡Pregunto!
Y sin respuesta busco, en hojas vivas
de poetas, caídas en sus reyertas,
pregunto ¿Quién dio al interruptor?
quiero vivir -a veces- más ciega
que la tapia del huerto de un señor
al que muchos se encomiendan.
¿Quién subió el volumen en mi boca,
Si la cierro con cien mil kilos
de cementos y cal,
y a conciencia…
Pregunto, ¿Por qué la palabra
no se arropa de versículos y antífonas
rezos a un dios que todo lo mejore…
¿Por qué? Me pregunto.
31.8.2013
Carmen Hernández Rey
Autora extremeña
Todos los derechos de autora
Foto subida Google
©Daria Endresen

MIENTRAS LLEGAMOS

Hay poesía con el tiempo descubres que se escribieron mientras... mientras llegó el amor.

Mientras...llegamos...

¿Crees, crees que:
la comida me alimenta,
copular es hacer
el amor,
dibujar trazar líneas
escribir es atar letras;
¿Tú crees?

Mientras....llegamos...

Pienso cómo se hizo
el fuego interno de la tierra,
La mar no apago su magma
se abrieron en cerros, quebradas y montañas,
se alisó en valles...

Cómo y quién llego antes,
la superficie o el núcleo en llamas,
los icebergs marinos
los de las alturas lunáticas...

¿tú crees que todo cuanto
ves, es cierto... contable,
descifrable, exacto?

¡Te engañas! Como yo
me engaño contando
corderos para engañar a este
insomnio que te llama.
5.9.2015/19
Carmen Hernández Rey
®©autora extremeña

®© foto personal

EMBIRRAZADA

EMBIRRAZADA

-cuando una mujer baila sola, te encuentras con ciertos caballeros de Almendralejo-

La moral de unos caballeros
del Almendralejo
ellos tan costumbristas
a la nueva moda de vivir
a escote,
y de sangrar a quienes por sangre
les obliga a pagar sus fiestas.

Que quedaron con la copla,
de mujer cocina y lavadora,
y servidoras a sus pretéritos
pasados, momento y como
la mejor de la alcahueta
o chulo de barra,
miran por rabillo del culo
cuando ven a una mujer sola.

Se saludan bulliciosamente
y copan todas las terrazas
ninis, de cartón piedras
acechan y dejan el ácibar
de sus miserias vidas
niñatos de pacotillas
piel de tatu, para ocultar
que ni la piel les vale
en esta vida.

Así son las graciosas majestades
del reino que hoy con orgullo
tenemos,
apogeo de inútiles aulagas
aullando con culo en sillas.
5.09.2019
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña

LOS RECUERDOS

LOS RECUERDOS

-Los mundos del sub-

Nadan y todo vienen acompañados
de golpes
de heridas
matan mordiendo
exigentemente te hacen
ser una atleta
de alto rendimiento,
porque te sueltan en mitad
del Atlántico.

A cada rato los recuerdos frente
A ti se persigna
al frente de mi desnudez
bajan las cremalleras de
mis párpados
en una osada hostilidad
recrean el dolor y la ausencia.

En los mundos del sub todo y nada
Vale,
no hay trono ni corona
territorio franco
bandera blanca
solo se ve la mano del tirano
dueño
que busca exiliarte en el ombligo
de un mundo aparte
con todo el derecho
derechos de pernada.

Los recuerdos te hacen esclava
de un tiempo
de una vida qué sigue anclada
a la huella y el hilo
donde el corazón sube y baja
5.09.2019
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña

NO ES TU NOMBRE

NO ES TU NOMBRE

Quizás tampoco seas tú,
o tu ausencia,
no sé.

Puede que no sea nada
y sea todo,
el silencio o el vacío
el naufragio a solas,
dolor de manos en los remos
sin velas,
en esta vieja suicida sin puente
ni raíles, o quizás sea
sea esta alma con alas
de mariposa que rompió
su crisálida.

No es tu nombre,
No es tu silencio
No es tu ausencia

Quizás sea la ausencia
de mí rasgando la arena
de un reloj de arena.

O que la noche vampira
ya se bebió la sangre
de mis arterias

Sí puede que sea que las manos
tocaron tierra.

Pero sigo pensando que necesito
que me ames sin Piedad,
y luego tengas Piedad de mí.

5.8.2018
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña

ATOMIZA

"es un perjurar tu boca, tú... es ese infinito espacio de cumplimiento de cada uno de los pecados; perjurando ¡nunca más!

ATOMIZA

La luz en la marquesina,
denomina tu buque insignia
y deja el aguijón de abeja
a pesar de saber que la muerte
es su fin.

Acaso sea como perderse
en unos de los arrabales de Buenos
Aires,
caer en las aguas de su isla,
acaso sea, romper un bandeón,
el tacón que se arrastra por la pista
o simplemente sea la columna
en uve naciendo desnuda hasta nunca.

Por momentos desaparece todos los infiernos,
y reaparecen todos los pecados
intactos,
a punto de ser cometidos
para dar cumplimiento a la sátira
donde las mentiras se hace orgía
entre dos bocas,
buscando ser cuatro a ratos.
Digo...
¡Nunca más!
Y miento entre tus brazos amor,
vuelvo a ser quien más gana
y dónde más me pierdo.
4.9.2017
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña

LEO-ER

LEO-ER

Un muro, comentarios de poetas
y las palabras quedan entre los dientes,
las araño y mordisqueo, hasta que mis pituitarias
las deshacen como caramelos chispeantes
explotando sabores en boca,
para quedarse con la definición más perfecta
de todas ellas.

Leo muros de amigas poetas, de amigos que dicen
-no ser- poetas,
y todas las letras se hacen revoltijos
entre mis tripas; se anudan a ellas,
se hacen bolas chinas en el útero de mis venas,
aunque se resistan, a este latir y paladar, caminan, y...

Resistiendo a salir de donde saben que a veces serán paridas,
como vómitos, tal cual fuese una apuesta de ser las más lenta
o rápida
en voltearme hacia afuera y no quedar
como pura materia...

Sí, leo a tantas buenas poetas que siento que…
donde concluyó las reales academias
Y donde se designan la hipérbole de un poema que pudo ser
o no ser,
o vio la luz
o se quedó en la probeta de un ilustrado poeta.

Leo castillos en el aire, dolor de parto,
leche en boca de recién nacido,
leo un amor que empieza y muer…

PSICOLGIA DE LAS AMAS DE CASA

PSICOLOGÍA... DE AMAS DE CASAS
-hablando con Hallan sale esto-


 De vez en cuando y más a menudo de lo normal cuando vas a la compra, las colas siempre son buena...s para desahogar adrenalina, de la buena... la que enseña
y descubren algunas que otras quemaduras, -casi siempre es por la misma causa- los huevos, ¡hay que ver como saltan! y, no te digo nada del pollo, este se pega a la sartén que es un gusto, esa la piel cuando vas a darle esa piel al darle la vuelta no tiene piedad y !Zas! en todo el brazo o en la cara.
A todas se nos queda la misma cara, y con un, escuchando el argumento y con
pues sí... se zanja la conversación.
Nadie osa decir que en vez de freír huevos de gallinas casi nos hubiese apetecido más freír, otra clase de huevos,
y que hay tantos pollos... tantas clases de -pollos- que, pasados por freidora a 180º nos hubiese dado mejor resultado estas frituras en esta vida.
Otras… vamos al médico, te sientas con paciencia, porque ya sabemos cómo van las citas, s…

VIVIR

PARA TI AMIGO

VIVIR

Vivo en esta careta que me esconde,
perenne en ese maquillaje de asfalto
que me contiene,
muerta, sí me siento por más que respiro
a la vida en esta muerte de este oxígeno
viciado y vil...
Y, queriendo acogerte muerte,
tú no respondes, ladrona,
pero esperas, esperas dime a qué.

Quiero vivir, requiero vivir en ese último
beso que me duerme eterno
en mis sentidos,
derretida en vena me salva y fluye,
me navega
en los deseos de antes de un día de cualquier
ayer, que hoy despierta,
en ese sin sentido de pesadillas
y lapsos irreales desvencijada en el tiempo
que me supervive,
a veces, sin mí misma.

Muero vivo, y muerta soy mi amor...
en este mi naufragio sin remedio
irrumpiendo en la intimidad de unos
abrazos, que a mi pesar convoca
como a esta boca a desear el beso
legítimo y fatídico, pesar de mis pesares.

En un cáliz de alguien que sin permiso
los esconde ya de mí; y durante
tantos siglos...

Te tengo, eternamente
amor eres mía, escucho
y no sé si es este amor
o la muerte quien me dice
eres mía…

NO PUEDO PROMETER

NO PUEDO PROMETER Un mundo perfecto, ni tan siquiera
acomodar el misterio que balbucea
a pie del camino
en las espesuras de mis metáforas.

Sé que entre tus pasos y el humo
que vela a todo celo,
tú a las palabras enredas,
debajo de mi piel,
entre mi dermis
y epidermis,
entre mi cuero cabelludo
y mi sesera,
tú encelas,
las encelas a todas mis metáforas
las derramas a la espera
de ser sintetizadas.
¡Pobres ellas, pobre yo!
Vaga apasionada,
Retén de fuego
Díscola sombra
Póstuma viva
Loca, loca, loca de ti
de las metáforas que de ti hablan,
por ti sueñan,
por ti escriben en mi lecho refugiadas.
No, no puedo prometer
no amarte
ni tan siquiera cuando la muerte sea ella,
la que escupa en mí sus metáforas.
6.9.2013
Carmen Hernández Rey
©®Autora extremeña
Todos los derechos de autora