Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril 14, 2014

LA SAL BLANCA... poesia de las mil y una noches

DE MIS PECHOS

 La sal blanca.

De mis pechos el áurea
las estrellas rutilantes ...
y firmes,
desde mi pecho
a tu boca.
Encendido el día,
en las mansas aguas,
espejo entre tus deseos
y mis ganas de perderse
siendo-nos entre los dos
quietas.

Montañas rocosas pizpiretas
de versos y nubes,
ellas que de ti me hablan,
entre los azules curiosas,
pasean y ti y de mi
no pasan, no pasan...

De mis pechos a la mar,
un prado con aguas
secretas,
dedos y palabras,
como plumas que vuelan,
vuelan, entre mi escote
el cruce y los montes
ahí vuelan, vuelan
mis ganas y tus ganas...

Tú... Entre el trino
de los torzales cantando,
cantas ¡agua dulce de esa boca,
para la sed de mi garganta!

Sed que se detiene,
dentro...
adentro de la fuente,
loca, loca de tu boca,
a mi boca solo hay
la sal blanca.

13.4.2014
Carmen Hernández Rey
©®Autora extremeña
Foto hecha hoy. pantano
de Alange Badajoz.

MEMORIAS DE MI ÚTERO... Expiación...

VIII. Cap. "EXPIACIÓN"

Las canciones quedaron vacías de contenidos.... Las oraciones pidiendo, clemencias brotan desde la sal de mi sangre, porque solo soy oído en cerebro, y un dedo que apunta como rifle, a ese pecado perfecto, de una trazada vida linealmente e inmaculada trazada, donde no hay caminos afines, pensamientos a extramuros, ni calzadas con bifurcaciones donde mis dicotomías no me avoquen a ser la expiación propicia de ese perfecto mundo que me rodea y que solo espera, verme caída en cualquier lugar del mundo, pidiendo volver al redil como la mujer bíblica, sin sentido, sin lógica, sin metas, sin respuestas, pero sin miedos, sin opiniones en sí misma.
Estas mis palabras nacen desde una libertad que no comprende, a esta noche oscura, donde el cielo se junta con la tierra... Donde ambos me hablan para jurar y perjurar sobre mi cabeza. ¡Truenos y relámpagos! Soledad maldita que desea encontrar en la palabra la verdad de toda ciencia, esa que hoy me resta, la que me es…