Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como AMOR 14

CUPIDO

CUPIDO
Anuncia
¡Esto es mucho para tu edad… nena!
Yo, niego una y otra con mi cabeza
y pregunto,
¡Ay! fiel enemigo
¿por qué
tú que lanzas, lanzas tu flechas
como red en mar,
las coses y moldeas con nombre
de acero, en el fuego la celas,
que hablas cuando las enmatan de fuego
para el alma? Cupido di.

Te pregunto, Cupido di,
cuál es la fuente, el manantial
donde el amor nace anónimo y con piel
de recién nacido…
y deja de anunciar que es tarde
para este amor, deja ese anuncio
de que es mucho para mi edad
nena, cuando sabes que para el amor
la edad no existe,
y es como tren sin freno, caída sin alas
de amor herida.

Sigue, sigue Cupido con tu retahíla,
y, si avisas, despliega a tus encerados
dardos con el firme absolutismo
y, propósito de cadenas en tus alisos.
Participa, participa tú…
Cupido de este amor,
que vaticinas que es mucho para mi edad
maldito enemigo e infiel estratega.
Así te veo
así te miro
enemigo tú que atas a mis manos
en las columnas de tus flechas
trabadas en ellas,
en este am…

LOVE

LOVE
L-atir quería en otro latido
que no fuese el mío,
latir quise,
hoy quiero,
latir en mi corazón
él que es tuyo.
LOVE
O-h! huellas desnudas
de amores
y precedentes,
de un amor-camino
del caminante.
LOVE
V-en rosa de los vientos,
ven y vende a todas
las viejas rosas
y deja,
deja que de ti
yo beba,
los vientos.
LOVE
E-l secreto no duerme;
este que de amor
por ti ni duerme
y por tus vientos
muere viviendo.
LOVE
14.2.2018
Carmen Hernández Rey

MARTE

"mi huesos aspiran la curva planetaria, el estribo, la puntal y nupcial creación marciana"
MARTE

Tuvo la oportunidad total,

sin ambigüedad
de ser el tótem de este amor,
ser marca, rojo y full, amor marciano
de a dos.





Y tuvo la oportunidad de ser el planeta
telúrico de la piel y los espacios
imprevistos,
extraños de formas y atmosferas,
sin fatalidad,
con casualidad
asiduos a dos.
Marte y sus dioses latió en la guerra,
en la carne rotando,
en cada cuenca boreal,
en la savia festejando
el triunfo,
Y…
Avisa este amor planetario que la vida
fluctúa en este instinto
de amante indiscreto y animal,

avisa que es peor para quien tolera
lo insubstancial,
la ceguera parte Martes
peor.
Para quien piensa, en un pronombre
no marciano, y la piel no se eriza
desmenuzada en los dedos selenitas.
13.2.2018
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña