Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de marzo 5, 2019

MI UNIVERSO

ESE MI UNIVERSO Minúsculo y millonésimo espacio
De un tiempo que se nos da
-a veces- libres de arbitrios
Y, otras con todas las contribuciones
De una presa sin delito,
Con el solo fin de que peleemos
A tontas y excéntricamente… dicen
porque al final es un que se nos…
aunque sea envenenado sin apellidos
a quien denunciar.
Vida sembrada en tierra de nadie,
En infiernos de todos
La vida esa que pone sentido si la vives,
Fuera de que ella te viva
Apuntémoslo en ese nuestro mundo
Del sub… en un sí la nada,
¡En un no el todo!
Actuemos en ese vértigo,
Posible
Que al fin y al cabo es el fin y principio
De la humanidad
Del ser propio
Del amor propio
Del yo infinito
La vida buscará ser en una misma la que libre
Nos haga presa en nuestro propio
Albedrio.
5.03.2019
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña

¿NO ME DIGAS?

¿NO ME DIGAS?

Que no lees poesía
no digas.

O qué la poesía no te gusta
no digas.

Quizás pienses que no vale,
que no la entiendes,
puede que así sea
y...
no digas que no vale
no te sirve
no digas.

Entiendo que no entiendas,
entiendo que no atiendas
entiendo que no te sirva

No me digas que la poesía
no sirve
no te vale
Dime qué tú eres quien no vales
para leer y entender
percibir y sentir
que es la poesía para ti.
5.03.2019
Carmen Hernández Rey
®©autora extremeña

TODAS LAS CIUDADES...

TODAS tienen manicomios LAS que sí y las que no –soportan-

CIUDADES entre la multitud de edificios

Se esconden, aquellas moles de ladrillos
Indiferentes y amortiguados por la indiferencia
De los cuerdos.
Todas las ciudades adquieren el porcentaje
De gritos que no gritan
De bocas abiertas al dolor -sin sonidos-
En las flemáticas manos que sueltan
Lo feo, lo no placentero a la verdad
De los manicomios y sus locos en silencios.
Tienen manicomios, las que sí
Y las que no, son las ciudades enjambres
De obreras depresivas y rellenas como bombones
De ansiolíticos
y… ¿a quiénes les importan?
Sí ellas tienen bocas mudas,
Muertes opacas
En un sistema donde los manicomios se firman
Con un amor debajo del brazo
En los juzgados y donde un altar te consagra
A estar eternamente loca,
¡Hasta que la muerte nos separe!
5.03.2019
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña