Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero 18, 2017

REVERSO A TI

"navegas en mi reverso, te precipitas…adversaría-mente, líndateme- velas… góndola en mi mar, anclada a ti… van, sin remedios mi letras" poética extremeña -chrey-

REVERSO A TI.

Verso a tu envés… sedante en mis letras,
y como Truman Capote escribo,
escribo, escribo tu nombre en cada personaje.
Reverso a ti… voy
Y, voy cada segundo a tu juicio
sumarísimo de culpas y
mentiras
-de juegos sucios-
escritas para el público
de Playboy de los versos.

Verso… verso… escribo
-a sangre fría-*
e intento,
intento… intento,
no "matar
a este ruiseñor"*
en la vía pública
a sabiendas de saberme
personaje de una trama
en la"non-fiction-novel",
intento y busco,
en cada trazo el verso
que no ponga
un "cadáver en mi postre".

Sino reescribir "otras voces
otros ámbitos*
tocar "el arpa de hierba"
en la esperanza,
en la espera de "oír a las musas"
desayunando entre plato de papel
de Tiffany's.

Mis letras, son tu reverso
y mi piel es devora…

INCAUTO OLVIDO

"donde encontrar este olvido incauto, o la mentira verdad"
INCAUTO OLVIDO
Y si cierro los ojos puedo
a mi alma brillar, en la mente
donde los sueños beben,
libre como la fuente decida con quien
departir.
Si...si...si... o puede ser.
¡No!
Intento respirar y dejar vivir en esta
asfixiante, irrealidad donde boca
grita en un parlamento de sordos
puede ser que si cierro a mi boca
la deje gritar en un sordo túnel
de conjetura,
o en la simpleza pública en pique.
Como grito en parlamento de besugo,
así, fue tanto…
-la boca cierro-
extenuada en la psique que enarbola
un estruendo por más inútil,
por menos sin juicio.
Tanto es así que puedes señalar
con marcapasos las lecturas
conclusas,
olvidar el sentido de las que nunca
podrán acabarse porque el hilo
se perdió en el nudo, ya sin desenlace.
Donde encontrar verdad en mentira
olvido -sin permitirse-
ser incauta de un tiempo
perdido.
18.1.2017
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
foto de

TOCAR UN RAYO...

como si a un rayo fuese posible tocarlo, y no morir, como si fuera posible respirarle, renunciando de este corazón, y fuera de sí, en los pétalos del más allá... -respirar- tocar, tocar un rayo y no morir... y respirar en el más allá" poética extremeña -chrey-

TOCAR UN RAYO

Y, no morir.

Escalar reparando el nitrógeno de mis venas
calculando el viaje extra-vehicular,
al límite,
Y... no morir

Mis uñas, esperando a saltar en mil
partículas, tocar,
tocar el rayo
si fuera posible
respirarle,
Y, no morir.

Renunciado de este corazón
y seguir fuera de sí en estos en ventrículos
de pétalos de un más allá
oxígeno vil.
Y, no morir.

Fuera de sí, arañar, con las yemas de los dedos
el rubí asalto sin rumbo
como si fuese posible de respirar
la nube donde el rayo permanece
y tocarlo eternamente
donde tu piel puso su dedo
borrando toda incursión
maldita.
18.1.2016/17
Carmen Hernández Rey


foto del muro de Jose Luis Gomez Guerra

ESTE POEMA

ESTE POEMA

Me retiene...
en su sien
pecho
espalda
brazos
hígado

¿Dónde me retiene?
Siento que me lleva de ombligo
a ombligo
maldiciéndome
y Juega conmigo.
Él sabe que le pierdo
y peor aún
-me pierdo
es estos desvaríos.

 No se da por aludido
si le pregunto...
pido reglas a seguir
le interrogo, el por qué
sé da y regala
-tan así y tan sin mí-

El poema es fácil en plumas
de inteligencias
la misma que me esquivan
e intuyo su veredas
y esquinazos
hay, hay un poema
a punto de ser poema
en mi boca, pero...
huye y me rehúye.

 Se desentiende en las cantos
él como amante eterno
osa a dejarme esperando
en la cita eterna.

Apostada en el brocal
de ese buzón inmarcesible
y él dueño de sus intimaciones...

 Juega...juega
sin dar pistas
conmigo sigue jugando.
18.1.2015
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña
Todos los derechos de autora
foto del muro de Antonio

EL SILENCIO DE UN BESO

EL SILENCIO DE UN BESO


Esconde el rubor de
¡Ay!

 El dolor de un...
¡hasta cuando!

 Y el sabor potencial de todo
un campo de rojas cerezas.

 El silencio de un beso...
siente y piensa,
como será él en aquella
boca cometa,
que le hace volar sin viento
y que le ata a esa otra boca
sin cuerda.

 El silencio de un beso...
tiene memoria y recuerda
a la turgente puerta,
pretensora que la acecha,
trabadora de carnosos nudos
carnosos,
de aquella dulces trabas
de portezuelas...

El silencio de un beso...
ruge en el temblor de sus blancas
perlas,
girando como planetas,
prenden al convite
de horas,
apetitoso agasajo
de aludidas memorias,
recuerdos de pituitarias
sabor a néctar
de miel, regaliz
y yerbabuena.

 ...El silencio de beso...
habla solo en tu boca.

 6.1.2014
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
Art Erotic Fashion 1