Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como IN-MEMORIA DE POETAS

VOLVER... VIOLETA PARRA

«Yo no me suicido por amor. Lo hago por el orgullo que rebalsa a los mediocres» Violeta Parra

VOLVER

A nacer con el alma de alondra,
Con boca de ruiseñor
Alas colibrí libando a las estrellas.
Nacer, volver a nacer
Volver a no morir
Mujer de signo y nombre
Violeta.

No morir en la muerte de frente
A ella,
No ser rehén ni testigo de ella,
Sino la mano que la vence
Cantando y en tus letras
¡Viviendo, viviendo, cantando
Cantando a la vida”
Violeta.
Cantar, cantar y sentir las arpas
Donde tu voz
Que canta “a la diferencia”
a ese mundo raro
Que la vida de a poco nos lleva,
Así somos
así fuiste
Así eres
Violeta: mujer, cantante
Guerrera
y poeta
de otra vida de un mundo raro
de volver después de quinientos
siglos a los diecisietes
Violeta.
[... Yo] decidiré el momento en que quiero morir» Violeta
10.09.2019
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña

HAY UNA YUNTA -a Miguel Hernández

-a Miguel Hernández- HAY UNA YUNTA

Que perdió a un niño,
porque fue muerte antes
de carne y nacido.
Hay negreros que sigue utilizando
a niños yunteros,
¡Quizás! sin yunta pero igual
de cautivo en el hambre de el mismo
pueblo;
cerviz en plásticos,
y el basurero...
recogedores de latas
y el mineral de desechos,
pies harapientos en el cacao,
las minas y ladrillos,
ojos cansados en las manufacturas
de los Ortegas, y balones de cueros,
de esos magnates que patadas
para ser rey midas y niegan ver el yugo
que hace niños presos... niños tinteros,
mi niño pobre, míseros niño yunteros.
Nacidos para la causa del poder,
y reino, de políticos, banqueros, dioses
de todo tipo y cielos, y con solo un infierno...
Niños tinteros que pagan con sus vidas
los malditos destino,
y el karma de asesinos cobrando
con sobres negros.
Así cantó Miguel al niño yuntero,
él, que fue poeta de campo y callos
entre sus dedos...
gritos a la explotación del pueblo,
a toda persona que nace y muere
con los hígados en el suelo
y el miedo en sus sueñ…

USÉ

USÉ

Tus píes ellos que en la nada
tocaban ya La Luz;
y lo usé a sabiendas que tú rigidez...
era menor a la verticalidad de mis pisadas.

Desnudos de Buenos Aires mis ojos
rompieron los estigmas de tu nombre,
tú soledad y tus silencios,
aquellos ojos mirando estilismos
de mujeres por las calles porteñas,
desnudez a mi latido del bramido
de bocas purulentas en los sentimientos baldíos y los espacio donde tú nunca habitabas;
no es fácil ser dueña de la soledad
y a la vez esclava del silencio.

Usé, usé por unos segundo
el recorrido mortuorio que te devolvió
como gorrión al vuelo,
y usé ese mismo oxígeno primario
y último que retuviste en tus pulmones,
el mismo que hoy devuelves entre papel y lápiz fuera de los avernos,
y como hija, hermana o amante a la vida
te devuelvo.
10.4.2018
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña
todos los Derechos de autora
foto de Alejandra Pirzanik

USÉ

USÉ

Tus píes ellos que en la nada
tocaban ya La Luz;
y lo usé a sabiendas que tú rigidez
era menor a la verticalidad de mis pisadas.

Desnudos de Buenos Aires mis ojos
rompieron los estigmas de tu nombre,
tú soledad y tus silencios,
aquellos ojos mirando estilismos
de mujeres por las calles porteñas,
desnudez a mi latido del bramido
de bocas purulentas en los sentimientos
baldíos y los espacio donde tú nunca
habitabas;
no es fácil ser dueña de la soledad
y a la vez esclava del silencio.

Usé, usé por unos segundo
el recorrido mortuorio que te devolvió
como gorrión al vuelo,
y usé ese mismo oxígeno primario
y último que retuviste en tus pulmones,
el mismo que hoy devuelves
entre papel y lápiz
fuera de los avernos,
y como hija, hermana o amante a la vida
te devuelvo. 10.4.2018
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña
todos los Derechos de autora
foto de Alejandra Pirzanik

CON-ME-MORI-A

CON-ME-MORI-A
A decenas de años que morí,
hoy, me conmueve la muerte ajena.
Lorca podría escribir hoy algo parecido,
y seguro que mejor.
Con-me-mori-a… maldigo las manos
fratricidas de quien mata por vencer
un credo, sea religioso, poder, de color
o bancario.
Con dolor digo que mataron el hombre imperfecto,
queriendo sepultar su voz, y sus letras,
su corazón y todo el deseo que galopaba
por sus venas, tantos, tanto poemas que aún
ardían en sus adentros.

Poemas de vida, dolor, luto y sangre,
vida y color, cante hondo,
río y flor
niñas de zarcillos de coral,
río de platas,
huertas de limón limonero.
Mataron al hombre codiciando limpiar
el horror de sus tripas fermentada
en sus cerebros,
agosto no tuvo elección,
no pudo desdecirse del calendario
arrojar de sus días un dieciocho
de las manos asesinas que sin piedad
y cobardemente con honores de un dictador
del poeta quisieron ser sus dueños.
Con-me-mori-a repudio los dogmas
de toda religión,
de toda política
de toda la codicia que hace del ser humano
lo peor del univ…

SAN JUAN... JOSÉ HUETE

IN-MEMORIAM PARA JOSÉ HUETE GARCIA

SAN JUAN

Hoy te despides con la última luz
de un solsticio de verano,
te vas quemando tus naves viejas,
la carne dolorida,
el alma presa de tus letras
te vas en esta alborada san juanera
poeta.
Y, ahora dime ¿cómo son tus girasoles
allá en lo alto?
Di, ¿cuánta luz aguardan y nos esperan
en lo alto, cómo giran ahora en versos
que no veremos, por donde apuntan su giros,
sus acentos, y todos los verbos?
¡Ya, sin acción! Poeta que poco a poco
y anunciándonos con poemas y manos
de amiga, te madrugaste en este alba
finito para los versos,
en un junio juanero.
Dinos Jose… qué versos recitan hoy
tus girasoles ahora que ya no son ciegos.
24.6.2017
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos reservados

POETA DE LIBERTAD... -Jorge Valls

POETA DE LIBERTAD

Ya... Jorge... ya pasaste el frío de la "Turbonada... "
Y, tus dedos no dejaron de escribir
ni una lágrima,
ni una disputa
no escatimaste el reclamo
de la ¡Libertad!
Ya... Jorge... ya tu vuelta será devuelta
con galardones postrimeros
de quienes te tenían miedo,
miedo a que mirases en ellos
la cobardía de sus silencios
en versos de plumas rosas y vino...
en vez de sangre y soledad,

Jorge, ya... ya estás donde la verdad
no tiene carnet, no gloria
ni tan siquiera pesa veintiún gramos
de indecencia e impunidad.
La tuya Jorge pesaba Cuba entera,
El universo en cada uno de los segundo
presos,
de los minutos de tus letras,
poeta... maestro.
Para Jorge Valls
24.10.2015

Carmen Hernández Rey
©® poética extremeña
todos los derechos de autores

TE ENTIENDO

“...Mis poemas los hago con mucha paciencia. Un poeta no tiene apuro, no debe..." fragmento de carta a su psicoanalista de Alejandra Pizarnik.

TE ENTIENDO...


Ese tapar y destapar... tú...
dueña de las letras,
ellas atrapadas en tu piel,
con ganas de sentir a tus pies
tapando las cicatrices
para tu alma...

Te entiendo y... -me entiendo-
en este espabilar
de mis letras,
la premura en vomitarlas,
porque me siento y creo
la prostituta con ganas
de largarlas,
y cobrar la recompensa
fastidiosa del trabajo
vomitivo...

 Me cuesta cargar, llevarlas
tanto tiempo consigo,
y me queman,
me atragantan,
se hacen cal viva
en esta alma sin ama.
Te entiendo y me entiendo
las entiendo...

 ellas son las dueñas de mí,
y ellas pagan,
como proxenetas al fin
de la jornada, y...

Si algún día tengo psicoanalista
Alejandra...dime,
dime el tiempo y el espacio
sin pies, ni camas para no escribir
cartas...

Seguro que mis prisas en escribirlas
me delatan,
Bien dices que para escribir
es mejor n…