Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como DIFAMA

INJUSTIFICABLES

"la dinamita a veces juega con teclas marcadas con tinta china" poética extremeña

INJUSTIFICABLES

Son las palabras genocidas...
naciendo de la dinamita.
Injustificables -todas-
ellas las que parten del cerco
fragmentador,
del oxígeno que te devuelve
a la nada maldita.
Injustificables es dar vueltas a tu vida,
inspeccionar -tus verdades-
hacerla mentiras,
confundir mentiras hacer un duelo
de las quijotadas,
burdas...
inhumanidad sin cavidad de palma
y lagrimal,
en ojos, ya no más,
no caben más espinas.
Injustificable es pensar
cambios a posterior
o satisfacer -tanto y tanto-
a costa de nada...
solo cuestionar la ajena vida
la misma que ni yo cuestiono,
porque no es mía.
Injustificable es no vivir,
y pretender enladrillar ajena
vida, marcando un cerco con letras
en tinta china.
19.6.2016
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
foto de Ana Ceballos Ver más

EL CLUB DE LAS CHISMOSAS

EL CLUB

 De las chismosas tiene garita
y con grandes antenas,
no es que sean parabólicas...
sino más bien una manga de hacer
churros a ellas les bastas.

Y, no es que disfrute de su condición
de privilegio, observando desde ese observatorio concierto, más que disfrutar la KGB hubiese quedado
frustrada en semejante atalaya
de harina, sal y agua.

Se podría decir que aunque calle no es que vaya ser más guapa, pero la verdad
que si no permanece callada, podría empezar a preguntar por toda su puñetera casta que también tubo la lengua bien larga.

27.11.2017
Carmen Hernández Rey
®©autora extremeña

INTERESA TU LUZ

INTERESA TU LUZ

Por eso intentarán apagar tu llama,
buscarán rodear el fuego con cenizas de sal
cogerán la goma que de tu cielo borren
el rayo que te hace sin miedo caminar;
rayo que con la punta de tus dedos detienes
sin más,
y aún así sigue importando apagar
tu luz,
Interesa tu luz,
tu sonrisa,
tus ideas,
tus poemas,
tus sueños
Y, la más pequeña forma con la cual amas
y deseas y amar
Interesa, interesa porque ya es insoportable
ese verte y no poder soportan
que rías y sonrías a pesar de casa una de las heridas
de tantas guerras donde los neutros no hay más.

Interesa apagar tu luz, apostar un opaco cristal
mortificar tus llamas,
y con bisturí rasgar el oxígeno,
que la pira te quieran
sea ya poeta.
20.11.2017
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora

HAY SINDROMES

"lerda es la cizaña que duerme bajo la almohada de Diogenes;basura en cabeza, mordaz y burda e imagen de uno mismo"-chrey-

HAY SINDROMES
Con nombres, y con el solo sindrome de un Diogenes
de pensamiento.
Hay en la vida nombres que arrastras un cuerpo,
donde la persona quedó en aquel inmoralidad del sindrome
impersonal.
Lerdas cizañas que se enredan como la grama al trigo
buscando sobrevivir a la mano de la guadaña
y a la molienda;
lerda infantilidad, buscona de una libre libertad
confinada en la insubordinación que suplenta
a la identidad macanuda.
La basura en la cabeza se hace mordaz,
a expensas de creer que uno vive
en la pura verdad sin ver la mierda
donde duerme su identidad.
Hay sindromes de cenáculo,
de la resina defecada esperando
crecer en los hueso formando un caracol.
sin lunas ni verdad
-pero a cuenta-
14.9-2017
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora

LAS VIEJAS PEROGRULLADAS

"juzgar por las obras, no por las apariencias; en esto consiste del vivir de la ciencia" Cuento XLIII -El Conde Lucanor-
LAS VIEJAS PEROGRULLADAS
Del mal con el bien, la necesidad del vomito
ramplón en bajo sospecha la razón.
Que bajo sospecha quedan en el submarino
de todo improperio que como peonza retoza
como loca en mano de cuerdo.
Expuesta la lengua en boca con rigor mortis,
dan las pertinencias lecciones sin basalto
para salir de una mediocridad de virreinato de pollos
al grill; suicidados están en la bajeza de una comodidad
podrida.
Así es… cómo puede ser que topemos con -otro loco
en el baño" *
El bien vence al mal, por medio del bien; aguantar al malo,
¿qué ventaja es?
Palabras que saldría y que quedan; porque los cuentos
son tan buenos que los cuentista
dan pistas.
Conde Lucanor*
16.8.2017
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora

¿USTED RESUCITO?

"de cuando el maná caía del cielo" chrey

¿USTED RESUCITÓ?
Es por eso que la vez,
inanimada, con poco cuerpo
para la vida,
la movilidad un poco decaída
o más bien escasa en la movida,
resucitó.
¿Usted cree que resucitó?
¡Ya!
quizás sea, y por eso es que siga
re-mal-cogida,
y de ahí, que no sea lo mismo todo
y le provoque
su fragilidad corpórea
la pesadumbre gravitatoria
el enganche a la comida,
sí, creo que usted sufre del mal de altura
y es que en su otra vida,
-usted creyó-
que resucitar sería como la pasada
vida,
sin pensar que en tan altas instancias
y alturas le lleva a vomitar
ese mal de altura,
¡Lástima que solo recuerde
de la vida anterior -la gansa pasta-
el modelo y la marca
¡Quizás! le motivó
resucitar y volver a esta vida
con el déficit, de atención
a la re-mo-vida
¿Usted resucitó?
lo siento… pero sigue siendo
una re-mal-cogida,

CON ALEVOSIA

CON ALEVOSIA
Hice mi nocturnidad;
es decir…
-mi duelo-
humillada me defendí, de aquel crematorio
de cenizas y polvo.
Con felonía bajé los peldaños,
y, peldaño a peldaño
-es decir-
la maté, una a una…
Convencida y nunca vencida,
despedacé el perjurio de quien maquina
y, hace de menos a esa bajeza alevosía,
bastarda y nocturna,
que disfruta en la indigna subsistencia
de un encéfalo raso.
Con fidelidad -a mí- cumplí, digo…
di muerte, a la muerte
y decidí…
vivir la vida, y sin nocturnidad,
y con mucha picardía,
porque, eso es vivir y estar viva.
11.3.2017
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora

SOY LA REYNA

SOY LA REYNA
-difama-

Me encantó que, jugases
sin tablero de ajedrez,
con tus orejas como peones, ...
y en tus manos el reloj como torre
para defenderte,
con tu alfi demandando ese saber
de movimientos en mi pelvis...
Soy la Reyna...y...
Me encantó, los movimientos de tus
senos a lomos de un caballo;
más negro que blanco,
más salino que seco,
más, mucho más unicornio
que estándar pieza de tu juego
de ese amor imberbe
de un cupido soñoliento
de claustros mugrientos.
Me encanto, ser la dama de corsés
y can can del molino rojo
y corazón que entre tus faldas vuela,
me lleva en estas alas de unicornio
azul, de tus verdes ojos
y de mujer con estrategias.
Me encantó que me ganases
en tu juego, de ese trío de viejas
Ineptas y donde la difama las vejan...
y se quedan fueran, fuera y fuera
en la boca.
Y, mientras este Amor solo era y es entre dos.
Tú y yo.
6.3.2017
Carmen Hernández Rey

UNA VEZ CONFESÉ

“quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una explicación”. proverbio árabe

UNA VEZ CONFESÉ

Cien caídas, mil noventaicinco
errores,
Confesé de frente a un espejo impasible
la victoria de un fracaso
el amor de un impuesto contributivo
en suposiciones de un dolor extremo.
Una vez confesé que mi imperfección
es perfecta,
que mi carne es débil como en boca
de cancerbero,
por tanto desdén
por tanto pedir
por tanto humillar luz en letras
con títulos muertos.
Sí, una vez confesé que buscar
el amor, era mi mejor empeño,
que vivir sin amor era estar bajo
la losa más pesada de un cementerio.
Y, no, no rían más aquellos seres
pluscuamperfectos sí ven, leen, escuchan
noticias de los rollos del mar muerto.
El despecho inventa,
cuenta las novelas que nunca de amor
vivieron y que por desde perdieron
cuando no, por ser la portadora
de los burdeles de ayer y la perfecta

MA BELLONE

MA BELLONE*

Me gusta que se fijen, que miren, que digan, que critiquen…
Es más -me encantan- por todo cuanto de sus míseras vida hablan, en sus vómitos en críticas, y es que estas no pasa de seguir yendo al "fanum"** lugar del fanatismo, apasionado de dientes de hienas, para rellenar con sus viejas críticas, que duermen en las perennes mediocridades, corsés de sus vidas.
¿Cómo aguantarse a ellas/os sino es respirando con las críticas?
Sí, me privan las personas “fanatici” con sus predicciones de bocas de rana en fuente, la misma que espera una moneda para hacerla volver de nuevo a ella…
Hasta las ranas saben, que volverán con predicciones de los vates, y que se aseguraran en sus creencias, moralistas sean el furor mientras denotan la maldad de una vida fuera de lo políticamente correcto en la honorabilidad de las ideologizas, sean: religión, políticas, cama sexo y un sinfín de puterías.
Y, como no me da r…

ESPINAS

ESPINAS

Rodearán mi cuerpo, me tomarán
para expiar el pecado
[no inocente
en la cripta donde la muerte
se posa,
[sin duelos
aparentes, y… bajo el lecho
de unos pétalos secados sobre mi cuerpo
aún no yacente.
Espinas rodearán la luz que un día
[me alumbro
en tu puerta-cuerpo y mis deseos
que ahora lloraré,
[ ya con pena
y con muchas glorias
para ti.
Seré vestida como los cuervos
vieron en tus ojos,
adornada con todas las perlas
sobrante de las gemas de una ciudad
mítica
[mi estatúa de sal
sigue mirando detrás de mí
buscando el mal donde nunca hubo
juez y justicia.
Espinas rondan el tic-tac de agujas
ya sin vida,
restriegan un colirio anti moho
y humedad,
atienden cristalizar la opacidad
donde vejar a
[un beso
[un te quiero
[un te amo
[un te necesito
humillar lo más preciado

CARGO CON ESTE PESO

CARGO CON ESTE PESO

Donde los tréboles son de una hoja.
En esta obligación de juramento
donde pusieron banda de un tal reino
de corazones,
caigo
ruedo
desmiembro a este corazón
sin amortiguador de varillas
con tres hojas, austeras de verdes,
sangre o sol almacén fertilizante y propicio
abono de mi sepultura, bastardea,
bastardea la suerte como mala hierba
entre los oriente que bailan la danza
en vientres y lenguas,
disolutas en la espera de un poniente
para guardar tul sobre mi calavera,
y es que siempre,
siempre perjudica perder el norte
en este mí sur,
esencialmente, cuando la suerte
casa con lenguas en matas, vendrán,
sí, vendrán a mí, hasta la tierra
que recubre a mi sepultura,
pese a que lleve diez horas
muerta, y…
y mi carne aún no huela.
Cargo con este peso de sagradas exequias,
beodas en corral de patios,
alcahuetas que lucen escobillas
en sábanas de parihuelas.
El peso excede la aduana de esta mí
maleta.
8.9.2016
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
foto de la web

CÓMO CRIOGENIZAR

CÓMO CRIOGENIZAR

A una idea, digan ustedes.
Sí acaso saben la forma de criogenizar
ideas,
porque yo no soy capaz,
intento poner cubitos de hielo
en mi cabeza,
debajo de la ducha el agua
fría, apenas la molesta,
cojo la bolsa de agua, rompo
el cristal helado pulverizado
lo pongo dentro…
¡Na! nada de nada hace un favor
y criogeniza a las molestas ideas,
quizás es porque van de largo
o quizás porque están muy de largo
más largo de la cuenta,
y con todo siguen como mosca
zumbona dando larga cuenta.
Sí, me gustaría tanto, tanto
poner hielo líquido en el cerebro
que tanto molesta,
él, vasallo de firmes ideas,
rufián de cartones figuras
chinescas.
¿Sería posible en la distancias
hacer desaparecer el zumbido
que tanto molesta?
Decid, decid… cómo criogenizar
de lejos la materia exigua del gris
en el cerebro de de las insulsas
meriendas negras
11.7.2016
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
©®foto de personal










chrey

VOY A EDITAR MI VIDA

VOY A…
EDITAR MI VIDA
Lo haré en formato, no sé ¿libro?
Puedo empezar con un título
no sé... se me ocurre, ocurre.

¡lo pensaré!
Primero escribo,
me reinvento
repienso, ¡ay! mira no sé
qué final tendré,
será fiel a mí o menos que un cuento
de…
Creo, me recreo...
me conversó,
me verso
me besó...
y sí, una vez terminada
la gran obra es seguro que no cumpliré
con el ritual de los amigos releyéndome
observando esta historia
mitad ficción, mitad terror
y tres cuarto de amor rosa
en color negro...
No decidido nadie leerá
esto, mermará la intriga,
curiosidad,
la intensidad y frescura del momento.
Y, sí la registraré por aquello
de los plagios,
no sea que la propiedad vital,
o intelectual…
o como se diga caiga
si espero,
espero en no caer
en el enésimo error de tantos,
y la falta de originalidad que, leo
como postureo...
de libros remendado el plagio
barato de las letras en un universo.
Pienso, me pienso, repienso
-otra vez y mil más que mil,
¿no es muy normal
pero…?
siento.
siento la n…