Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como INMEMORIA A MI PADRE

LOS VACÍOS

LOS VACIOS
- elegía por mi padre- 
Dónde apenas llega
la propía luz de nuestros
ojos acaban aterrizando
en los sueños,
que no son pesadillas
sino realidad.

Una realidad repleta de ausencia,
desconsuelo
y lástima de un tiempo
que pudo llegar a ser mejor
y ser más.

Los años pasan dejándose
en la piel hasta cuartearla,
cogiendo un olor ajado
un color grisáceo,
por falta del torrente sanguíneo
y su pureza en el fuego pasado,
que se adolece del duelo;
en esa ausencia casi indolora.

LOS VACIOS…
Apenas llega a ser un espejo
Roto,
Un aterrizaje forzado
Un sueño
Y lo peor de todo una pesadilla
Porque la vida está
Concebida para ser cenizas;
Esa es la realidad irrefutable.
16.08.2019
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña

HORAS DE SALIR

HORA DE SALIR
    - a mi padre-

A matar.

La vida es cíclica, hoy vives
mañana no,
hoy duele, mañana menos,
nada hay que borre
el recuerdo
tu figura,
tu olor de padre buscando el sustento
-que ninguna ideología te dio
y envidias muchas a tu alrededor generó-

En ese ciclo final duele el cansancio
de tu espalda, como la sombra
que tú columna iba atrayendo fuera
de tu porte de años jóvenes.

Solo falta una hora para que la vida
se colocase la mitad tres,
cogiese el capote y engañara
a todos sin el más mínimo
esfuerzo.

Así te mato con estoque certero,
sin esperar que hubiese pitos
por la infame deslealtad
para un noble descanso viviendo
para tu cuerpo.

Son muchas lunas en menguante,
tantas en creciente,
nuevas y llenas que tus ojos ya no
ven.
Como él alumbra todos mis días
y sin embargo hay un hueco
en mi pecho,
¡tan grande, tan grande!
como aquel que tú pleura dejo en tu espalda.

Hola de salir a matar, dijo el averno
llevándose tu vida,
y dejándonos de ti huérfanos.

(18.8.2009)

18.8.20…

A MI PADRE

FELICIDADES A TODOS LOS PADRES QUE NOS MIRAN EN UN LUGAR ETÉREO Escribo una carta sin remite, ¿Dónde tendrían que mandarla? No tengo nada físico que diga dónde te hallas, y sí… me puedo atener a mis emociones, sentimientos ellos rellenos de ausencia de ti, de tantas personas amadas. Hoy es como ayer, será como mañana, es dolor quemando una micra menos, y una ausencia más.
Tu vacío, sin embargo ...se hace inmenso, páramos seco que prenden sin cerillas, y te seguimos recordando, en aquello que tú comías con placer, tus atoros, tus entrecejos, tus regaños vestidos de te quiero.

No te enseñaron a decir -te quiero- lo aprendiste por ti mismo, dándote todito entero, en horas incansables de trabajo, en rastrear el universo por coger aquella "torta" de pan para el frío invierno.

Así fuiste padre, así nos dejaste sin avisar que duro sería tu duelo, sigue siendo el vacío, qué larga la sequía, que frío el desamparo y los inviernos.

Hoy la chimenea sigue quemando leña, con algún que …

UN AÑO MÁS

UN AÑOS MÁS
Qué puedo decir más -tan solo- escuchar
esta canción y decir,
hoy yo quisiera…
¿Qué se siente, dónde estás?
¡verte!
Verte corretear el campo
escuchar el trino de los pájaros
buscando el recaudo
en la rama de árbol,
en este día gris "pajarero"
Verte calado, y mi madre te regañara...
¿Qué haces hombre por ahí?
¡Menudo día, para estar en el campo!
-como siempre te dijera-
que estornudarás, una y diez veces
arrecio y con cara de niño
malo…
Pero no... hoy las margaritas han estado
en mis manos,
A ti que la flores eran todas
aquellas que son únicas
y de campo,
las que adornan las cunetas
las que venían segadas
por tu manos…
entre aquel matojo de hierba
fresca, ¿qué diera padre,
qué diera?
Por verte y volver a escuchar
tu cantinelas de hombre recio
de trabajo sin demora
de hombre de pocas letras…
Verte delante del plato de esas
"migas" recién hechas, ese vino
blanco, las aceitunas machá
los pimientos fritos y los ajos
de la huerta
Qué daría padre, qué daría
por distinguirte en tu carro,
j…

EN UN DÍA MÁS... INMEMORIA A MI PADRE

"los recuerdos golpean, se alinean -en la fosa- ella, es la egoísta morada te ocultan y que sin decir nada, pedir permiso... -te secuestra-" poética extremeña. c.h.r
ES UN DÍA MÁS

Y nada que celebrar.
No, no celebro este dieciocho
de agosto... lo sufro y soporto.
Desde hace seis años le soporto
le sufro...
Me angustia la llegada, deseo
que pase, y comprendo
a otros días con igual carga
de sufrimiento significada
por ausencias.
Es una semana más de un año
más y este día que se grabó
a fuego irresoluto
en la retina sin tu figura.
Y no fue ayer, fue hace un segundo
no es hoy pero te siento
coger la taza de café
y quejarte del chasquido
en tu sien...
¿Quién, quien no pudo ver
ese caos en tu cuerpo,
la revolución de tus arterias
Quién?
¡Malditos ellos! quienes juraron
un juramento hipocrático
ignorantes curanderos
que pasaron de mirar ese caos
en tu cuerpo...
Es un día más y nada
más que celebrar
solo qué sigues siendo
mi padre.
18.8.2015
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
todos los derechos de autora
f…