Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre 12, 2013

MIKI... cartas a

MIKI...

 Yo también aprendí a decir os quiero de mañana... sin mate pero con café de Colombia...

Esta mañana nace con las primeras alba...s nebulosa, me hace pensar como ella amanece un poco así medio nublada, y en la boca ese sabor de almendras, algo más amarga que concupiscentes... quizás sea el recuerdo de un film que anoche vi acompañado de una gran amiga, y después de mantener sendas conversaciones con un gata roja de la bella Argentina, y con una golondrina dulce de la Mérida Mexicana...
Penurias de almas nos contó esta película de un tiempo del principio del 1900, y la lucha por la libertad de creencias en México...
Tan sólo se trata de Almendras concupiscentes.
Pero... solo basta abrir face y desaparecen nieblas de mi ojos, y mañana, y me doy de frente con unas lujuriosas almendras... ¿Pidiendo permiso, mi gata?
¡Ah! Qué tiempo donde hubo doctrina hasta para comprarte sujeta tetas...rodillo que molía el pensamientos antes de necesitar estos artilugios para las almendras dul…

TUS DEDOS... poesia de las mil y una noches

TUS DEDOS

Anudaron aromas de azahares
en mi piel,
mientras tu lengua me inscribía
en la ofensiva apasionada
de tus papilas,
Yo... te esculpía, buceándote
entre aquel repique
de sabores a frutas
de la pasión y locas,
locas mis sensoriales se disparaban
a ser y:
Ver
Tocar
Beber
Oler
Escuchar
Degustar de todos aquellos
manantiales que se desataron
en nuestras lubricidades.

Y, mis dedos en perspectivas
desnudaron, se desgranaron
y se inmolaron, en ese
cielo virginal de los templos
y bajuras,
en las lujuria
fraguada desde el centro
de la brasa,
el fuego solo nombraba a tu nombre
y al mío..
latía en dos corazones
transitados y de pasión heridos,
desde las mares de sal y almíbar,
las aguas de la pasión,
y sus frutas.
12.11.2013
Carmen Hernández Rey