Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre 10, 2017

ES HORA

ES HORA
De dormir un requiebro de luna
en tu cintura,
soltar el avispero de miel que reposado
quedó, y soñar, soñar…

Soñar y entonar un zunzún a la abeja reina
a su oído, con acierto decantar a la luz
de la luna en la alborada,
-sin permiso- recolectar
en el néctar en copa dulce.

En hora de juntar dedos,
jurar sin cruz
ni tirar dados
y no dejar hilos negros de mis trenzas
en la mar, devolver
-a la mar- de los mares los labios de sal,
y, ellos, ellos,
ayer blanco
hoy granas,
ayer heridos
hoy brotado
mirándoles mis ojos en aquel lecho
de la mar donde duermen las caracolas
sin aire.

Es hora niña de ramos de alcaucil,
y siembra en las acequias
de néctar de mandarinas y besos,
en la tenue letanía de un nombre
a mi cuerpo pegado,
dejar el rezo de un rosario entre las manos
del carril orillando tu brocal
pozo y manantial de todos
los deseos,
es hora de dormir un requiebro
en la luna de tu avispero
reina de miel