Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como INMEMORIA- MIGUEL HERNÁNDEZ

TROPECIENTOS MIL

TROPECIENTOS MIL


Cosacos vinieron con nombres
en sus manos,
un papel donde se decía,
el lugar y hora,
el número y la calle...
Aquella casa donde unas almas
mal vivían.
Esto pasó hace menos de un siglo,
pero antes,
rompieron en una noche cristales
y ventanas,
quemaron los ideales,
los sueños,
deseos de personas a crecer
libres siendo ¡Pueblo!
de la vieja esclavitud
emancipado,
y fuera del yugo político.
Por eso el pueblo escribió
y escribe verso a verso
su dolor, paridos con su sangre
los libros buenos,
que no son cuentos.
Los tropecientos mil, hoy,
nos llaman: leninistas bolcheviques,
rojos de mierdas,
perro flautas indecentes,
vagos y maleantes
maricas y bolleras
¡Cómo me recuerda!
Aquel fascismo que nunca
muriera...
Los hijos de la zorra nunca
salieron de su "Madriguera"
Por eso mejor el voto
dentro de nuestras faldiqueras,
a símil de aquellas tijeras
que guardaban las costureras
madrileñas,
para darle un buen corte
de sobres y chisteras.
28.4.2013
Carmen Hernández Re…

EL CANTO TRISTE DEL POETA

A Mi amado Miguel Hernández

...
EL CANTO TRISTE DEL POETA


  Y cantas triste poemas del alma,
triste cantos que ella derrama,
derrama...
alma triste grita y llora en tu almohada,
sien in-nívea
sangre de dolor nevada
por el triste clamor
de la sangre derramada...
Canto triste del poeta
... qué triste llora sus versos
tristes,
en frente les estallan como
dinamita y granadas,
punzantes balas.
Tú cantas y tu voz traspasan,
la triste línea del tiempo
cantando él triste la ausencia
que mata
... porque...
todos es igual, sigue igual
de dolosa tristeza,
infecto mafia,
en la sangrante herida
de tristeza malsana
y cobarde calma...
Porque tus vientos siguen
oliendo a libertad en este
puñetero compás y los años
de triste calma.
Triste es la muerte, de quienes
murieron con sus almas
apenadas
... Y aquí seguimos cantando
y siendo censurados en la cárcel
triste del alma...
28.11.2013
Carmen Hernández Rey
©autora extremeña
© Foto propia

HAY UNA YUNTA

HAY UNA YUNTA

-a Miguel Hernández-

Que perdió a un niño,...
porque fue muerte antes
de carne y nacido.

Hay negreros que sigue utilizando
a niños yunteros,
¡Quizás!
sin yunta pero igual
de cautivo en el hambre de el mismo
pueblo,
con la cerviz entre plásticos,
y el basurero recogiendo latas
recogiendo el mineral de desechos,
recogedores de cacaos,
de minas y ladrillos,
de manufacturas de Ortegas,
de balones de cueros,
de magnates jugando a ser rey
midas sin ver el yugo que les hace preso,
mi niño pobre niño yuntero

Nacidos para la causa: poder,
reino, políticos, banqueros, dioses
de todo tipom y pagar con sus malditos
destino el karma de asesinos
que cobran en sobre negro.

Así cantó Miguel al niño yuntero,
él, poeta de campo y callos
entre sus dedos...

 gritos a la explotación del pueblo,
a toda persona que nace y muere
con los hígados en el suelo
y el miedo en sus sueños.

Niños con pólvoras en sus vientres,
fusiles con sangre,
niños yunteros, yunteros, yunteros...

Niños már…

CAEN LAS HOJAS

"la mala baba muere... y el poeta resucita hoja a hojas entre las voces hermanas que le nombran" poética extremeña. chrey
ELEGÍA POR MIGUEL HERNÁNDEZ CAEN LAS HOJAS

Un día más de un octubre
cae la flor del romero
entre los peñascos del monte
mientras el cabrero hace
sonar entre las piedras el poema
nuevo
Un días más, otro octubre
nace y muere
y el poeta se hace de las odas
más grande y eterno.
Sus cebollas agranda el versar
del verso,
su bastón y maleta
de cartón cuero…
pobres alpargata, que ellas siguen
con su duelo, extrañan
tus huellas, el campo
y el sol, el frío de enero
maestro.
Tu dolor y tu fiebre quedó
en las tinieblas de la inquina
y sotana que guardaron
tu libertad…
adentro de la ignorancia
de quien sabían poeta
del pueblo, en tiempos
malos para los vientos
sin veneno…
golpistas a siete leguas
de bien y del mal
a siete cielos por debajo
del infierno rezan
sus peonzas huecas.

Caen las hojas hermano
de apellido, caen
y el viento que no cesa
levanta la parva para que sueñe
el trigo con tus letras,
com…

LA NANA

"la memoria guarda recuerdos imborrables... pasarán años o siglos y seguirás perenne como aquel primer día que te leí... Se heló la sangre-ardieron mis venas... y la nana siempre busco tu nombre en aquel verso tuyo "el hombre acecha" A Miguel Hernández Gilabert muerto un día como hoy en Alicante del año 1942.
LA NANA...

Sigue pensando
en cantar una loa:
a toda injuria -aún hoy-
a la transición -que no fue-
a la sangre -que sigue siendo
derramada-
A versos libertarios
en las manos que acechan
en la tarde
y en el viento
quienes remueven la parva
con la hoz cortan dictaduras
como a la mies
y sin templanzas
en los sesos que mueren
en la cobarde migraña.
La nana es- el despertar-
del letargo de pensadores de versos
adormideras de velos y cañas.
-Ellos- los que no incendian
ni son, capaces de ver
la belleza del fuego
para sacar las propias castañas
Las que hagan gritar
¡Libertad!
En las gargantas
Fuera grilletes
muerte al tirano de cuello blanco
y espuelas
desamortizar las propiedades
de registros…