Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto 4, 2016

DEL MAR VINE

DEL MAR VINE

Contando olas.
Todas en un bolsillo,
buscando rugir en mitad
de la noche,
entre la luna baja y calá
de agua dulce de sal,
en la crepuscular y violeta
tarde noche paraíso del agua.

Vine de mar cargada de sal y arena,
contando sus gramos, mirando
sus penas,
buscando las cosquillas a la salina
marismeña…
Así, así vine cargadita de nubes negras
buscando romper en el trueno
de mis tormentas,
a paso de canoa, encharcaita
del rito Tinto y Odiel
voceros de mi Huelva…
Así vine a mis tierra de secano
roja y sin mareas…
Como, ayer hiciera,
como antaño tantas veces
ya fuera…
huérfana de sal y brea
y cargada con las marismas
en mis letras.
Del mar vine henchida de sabor
pinos y arena,
enguachinaita de agua,
igual que la quilla de las tres carabelas,
choquerita yo,
y la mar rugiendo en mis bolsillo,
atizada por los abanicos
de mis soñeras.

TUS MANOS

TUS MANOS

TUS MANOS Tienen dedo a dedo, la prolongación de nube de río a río, de estrella a estrella de cielo a cielo, de sol a sol de luna a luna y luna a lunas… -la justa- Justadas en centro, en la concavidad próxima, delicada y correcta tus manos aproximadas a mí, tienen perímetro -condición sine qua non-* Tus manos tienen, los cúbitos que sostienen a la rosa, los radios de un gira-sol los húmeros columna de un templo, tus manos, ellas diligentes y concisas apremian hacia sí, este mi todo, las cimas de mis montañas, mi todo, en tus manos. Tus manos hondonal apasionado locura de mi sed, remanso de mis pechos tus manos… Tienen, esa latitud exacta la prolongación impoluta del lago del nenúfar de mis aguas y el cráter de mi lava. Tus manos, paraíso y talismán de todos mis deseos, tus manos. 4.8.2016 Carmen Hernández Rey <

HOLOCAUSTO SILENCIADO

"tu suerte no fue la del trébol, nunca cogiste cuatro sueños... tus alas de mariposas fueron cegadas por la sin razón" poética extremeña -chrey-


HOLOCAUSTO SILENCIADO

Hay un holocausto no público,
maldito y silenciado que nadie recogerá
y hará sus sumas,
¡Nadie! multiplicará la matanza
genocida, unas veces ocultadas
y otras diluida en subterfugios
para que no sea un holocausto de odio
y homofobia.

No importa el país, la bandera…
a nadie le importa el horror y las mentiras
Jessica hoy vuela en alas de mariposas
con alas abatidas por sietes balas
de cobardes homicidas,

El holocausto está servido…
y en plato frio vengan la sinrazón
criminal de cucarachas que violan
la ley de la vida,
nadie juzga a quien viola a una menor
nadie se preocupa del vástago de la violación
nadie juzga a los jueces que parsimoniosamente
nunca juzgan con verdad
sino con el cerebro metido
en la bragueta propia y del homicida.

El holocausto sigue y suma…

¿Para cuándo se contarán los millones
de victimas?
En Colombia hay un trébol