Ir al contenido principal

Entradas

AMOR... SI NO PUEDO.

Amor...

Si no puedo decirte
amor,
y tampoco morder
tu boca,
saciar mi sed,
romper en ti
mis afluentes,
Amor...
vaciaré en los glaciares
de hastío,
a este volcán
donde mi fuego se ahoga...
Amor...
¡Quizás! te llegue
la flor perfumada
de mi sexo
en el poema
de este blanco papel
que navega como barquita
a la deriva
donde mis infiernos
acabarían...
25.6.2014
Carmen Hernández Rey.
©®autora extremeña
todos los derechos
de autora
foto de la Web.

UN HAJAR EL GOUBLE

Si pudiéramos penetrar en nosotros mismos y extraer los pensamientos como el buzo extrae las perlas... ¡Preciosas perlas de las ostras cerradas del silencio, en las profundidades de nuestra subconsciencia! Isadora Duncan

UN "HAJAR EL GOUBLE"
Aplastan mis ojos,
los plisa,
-sin necesidad-
los plisa sin querer hacerse columna, ni cornisas

ni balcón...
Y sí, simplemente estoy al tanto y sin esfuerzo entiendo que mañana no será uno,
serán dos,
serán tres
las "piedras del sur"
sin poleas,
ellas les ocluyan.

Hay tambores donde el Trilithon deja su voz

al caer como platillos que se adapta a los hundidos

cóncavos y pesan
-pesan- Toneladas mis párpados

a vueltas de rebajar
sus devaluadas cimas, cuesta, cuesta
la vida,
En poner viento que les aleteen

-LA PROFUNDIDAD DE UN MILLAR DE BESOS-

-LA PROFUNDIDAD DE UN MILLAR DE BESOS-

 -LA PROFUNDIDAD DE UN MILLAR DE BESOS-

(Leonard Cohen)

Rasgo ese título que no entiendo.

Y rompo la canción de Leonard
en la hendidura Cohen,
hasta llegar a la media
luz de mis ojos.

-Escucho su voz-

La devuelvo y fragmento,
a ese paso y primer beso,
-sin deber y deseado-

Dentro en la " la profundidad
de un millar de besos"

Y... Leonard ¿Puedo?

Me caben en los adentros
en la reprogramación decimonónica
de:
arterias sin cerebelos
sien sin médula
piel y levedad,
en la sub-cuta-ni-edad
de las in-caricias,
o de aquel primer beso
in-daga-do.

Cohen...¿Puedo?

Acariciar y despojar
aquel primer y último
beso que no fue dado...

Rozar con un frio hielo,
al oído susurrado,
bajar sin pedir
permisos en ese
terso cuello,

Permitir-me
depositar en la intemperie
de quien nunca
ha amado,
sí esos,
-a todos-
los desabrigando espacios
de mi Venus,
descubiertas lunas
en mis superficies,
sobran las tropicales
manos,
-esos besos-
de hech…

TE AMAN MIS MANOS

TE AMAN
Mis manos...
Como la tierra ama
a la lluvia, libre
libre,
te aman en la justa
medida de...
de atarme a tu talle
y, de ceñirme a tu
espalda, mirándote.
Mis manos te aman
como el agua desea
descansar en los campos,
serena...
tranquila y dulce
corriendo
por sus regatos,
fresca y voluptuosas
de salto en saltos,
pizpiretas en las cumbre
y pedregales
remansada por lagos.
Te aman mis manos,
majestuosas
en las cascadas rotas,
donde no caben
mas agua,
ni mas te amo....
y libre van cantando,
libres en sus saltos.
Libre como el agua
que no retienen mis manos
y se queda saciando
a mis labios,
te amo.
Mis manos te aman
agua brotando,
manantial oculto de la tierra
así, amor te amo,
lecho de flor,
verso germinado...
Sí, así amor te amo,
libre y justa
en ese loco hilo religándonos.
Mis manos te aman,
tanto como la tierra
ama la flor que le nace
sin querer remediarlo.
23.6.2014
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña
todos los derechos de autora
foto del muro de Felix
Carmen Facebook

QUEDAN

QUEDAN

Tantas cosas por vivir,

tanto años a descontar,
a tantos sueños que despertar.
Que moriré sí,
moriré, ese mismo instante
que ellos crean haber sido
contados, cumplidos
y asumidos por este
mi cuerpo
y ¡Claro!
él dirá,
y mi alma
replicará...

QUEDA
pesadillas quedan
por descatalogar,
queda ese
todo y cuanto
todas quedan,
me queda
por probar....
-tantas y tantos-
Sí, drogas sin nombre,
un veneno con propiedad,
y acentos
con sabor a fruta tropical...
-me queda-
QUEDA A TU BOCA,
engalanadora
del sabor y del deshielo,
me queda hacer,
azúcar a punto de hebra
-queda-

¡Ah! como y cuanto queda,
en mi recamara
todo esos sueños...
¡Ser la más, y mejor...
la perfecta ladrona
de besos!
Y sin permiso,
robarte
opacarte
esconderte
adentro, en la blancura nívea
de mis ojos,
Así y allí
-dejarte-

EXISTIA

"EN LA MANO DE ALGUNO QUE NO SABE QUE YO EXISTÍA AYER". RAINER MARIA RILKE
-EL LIBRO DE LAS IMÁGENES-

EXISTIA

En universo adverso,
pero universo.
Desde mi mundo irreal,
y tal real en la indiferencia
que me hace cuestionar
la vida que yo vivo a modo
de Rilke.
Se pregunta mi cerebro
¿Es necesaria mi sangre
circulando a mil por hora
sin freno en mi cerebro?
¿Por qué tanta in-cordura
esta yerra ironía, que no coge
fusil,
y pone balas en mis palabras
Por qué, por qué...?
¡Basta ya, de tanta pajas
enseudo- ironías!
O dejar,
dejar que muera como pez
por mi boca,
o dejar de ser nadando en pecera
de unas arterias con sangre
ajena, sin mí,
sin ser mía.
Alguien también olvidó...
que yo, ayer era yo
¡Quizás fui yo!
Quizás hoy no recuerde,
haya olvidado que la levadura
debe estar activa
para leudar y ser levadura.
¿Qué me sirve mi sangre si madura como vino?
R. M. Rilke -La canción de la estatua-
23.6.2014
Carmen Hernández Rey
©®autora extremeña
todos los derechos de autora

LA POESÍA TIENE

"No cedas, no bajes el tono, no trates de hacerlo lógico, no edites tu alma de acuerdo a la moda. Mejor sigue sin piedad tus obsesionesmás intensas" Franz Kafka.
LA POESIA TIENE

Alma con estiletes,

que corta y cortan,
desmiembran...

Siega el trigo de la inutilidad,
-lo desgrana-
hasta dejar a tu alma
en agosto enheras,
miesen molino
bajo el peso de la redonda
piedra.
Mi poesía es tilde
en sus manos,
callos de sus palmas
infrarrojos lentes
en la noche,
ella es drone sin piloto
apenas un átomo degreda
deja en mi alma
sin tregua.
Mi poesía es de ella,
ni tan siquiera me comprende,
se deja reposar en mí
atiende a sien,
cuando siente a la hoz
cortarle su cabeza.
Locuaz y desbocada,

MUTANTES IN-HUMANAS

MUTANTES IN-HUMANAS

Con derecho a difamar
viperinas lenguas que me caen
atrás...
Sombras que mutantes
queriendo ser y no ser
devueltas de mi todo
que no saben el perder.
Ignorantes mutantes
mutantes de mi pretender
o querer
bocazas sin sentimientos
que prueban hacer cómo
encanillar aburrimiento
libidinosos con sus hiel.
Mutantes, mutantes
incombustibles donde
se dicen sol, y saben caer
en la herida justa con su salmuera
sin fuente que lave
la sal.
Las personas mutantes
son los engendros
y ensayosde probetas
sin humanidad,
de ahí que les quedó
en sus arterias el cristal,
ese que solo sabe dañar
-dañar por dañar-
Son las perfectas inventoras
de la cicatera mundanalidad,
arruinar por arruinar
un gesto, de paz,
de amor...
In-personas que copian
hasta la identidad,
frases enteras,
pupilas y amistad
Mutantes indecentes
son.
Esas cuales quieran,
parecerse
y solo son una copia
barata de los chinos
en plasti-glas.

Y lo mejor

-de todo-
mientras algunas, van...
-al rabo-
yo, sigo con
-mi-
helado...
22.6.2014
Carmen Herná…

ENTRE MANOS

ENTRE MANOS
 Anda el juego,
de jugar jugando
a ver si nos encontramos,
Si me encuentro me pierdo...
Y sí me pierdo,
perdemos, manos en ese juego,
donde las manos juegan
a jugar jugando.
 Solemne juego
en el cual perdemos
los juegos y las manos,
sospechas inexistentes
de tilde y sagrarios,
juguemos a recomponer
las intole-rancias
las intrigas de palacios.
Juguemos a dos manos,
-dale-
tú empiezas...
-llevo-
Ases, hilo,
peonza
y un Blue Jay en mis manos. 20.6.2014
Carmen Hernández Rey
©® autora extremeña
foto del muro de

COMPRENDER

COMPRENDER

He comprendido que no es

igual a comprendí,
tampoco a entender
y aún menos, acertar.
Percibo que no soy carne
de cañón,
que tampoco nací para dejarme
caer,
y menos que soy:
una sujeta
un objeto
entidad sin ideas.

-Me sé-

Me concibo y por saberme
sé, que soy ese
mismo ente de ayer,
de hoy
de mañana en perpetua
sospecha,
no soy ni seré
diferente de otras entelequias.

-Ni de las murmuradas entre
dientes,
en los circos sin arena...-

Mis fábulas saben
e ignoran,
los sueños
y realidades.

¡No comprender,
no es igual a entendí,
la letra pequeña!

Comprender no es igual,
a comprendo,
entiendo
acierto...

Sino bastante más a hierro,
hoy igual que ayer,
y quizás más que mañana

HERIDAS

HERIDAS 

Mis manos: rasgan el infierno, rompen la ataúd abre la cerradura
-siguen-  heridas siguen,  anexas aun siglo pasado, años mil de un noveno centenario y decenas de años...
Las heridas siguen y en ellas se atrincheran, se hacen testigo negro, y con cargos... no apostata de mí, son hermanas de mi negro ojos, lagrimas ennegrecidas de oídos sordos cuando es el corazón quien habla, no hay voz de mando. Heridas de guerra, batallas del corazón, de ningún modo aprenden a pisar la hierba de un camino sin minas anti-Carmen. Manos que no vuelan ligeras de olores de campos santos... que no aprende a ponerse -un escudo- anti misil que su idioma hable... que dialogue con razón y corazón... ¿dónde tú mía pobre y negra suerte y llave? Manos heridas sin hilos que suturen, la brecha que nunca se cierran, y que va de dentro afuera.
Manos sin llave que sepa cerrar del infierno sus cavernas y a veces... - a veces- pobre alma que no aprende que los rasguños la traen y la llevan, la devuelve a los anteaños de llaves sin puertas de unas l…